Crema de puerros y Garbanzos con pisto

¡Un combo ideal! Disfruta de esta combinación de sabores y texturas. Por un lado la suavidad de esta deliciosa crema llena de sabor y por otro la cremosidad de este guiso tan típico de nuestra cocina. No hay nada como una mezcla acertada de sabores para disfrutar de la cocina, ¡y esta mezcla es un éxito asegurado!

Ingredientes

CREMA DE PUERROS:

  • 2 puerros grandes (solo parte blanca)
  • 1/2 cebolla blanca
  • 1/2 calabacín grande
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/2 taza de bebida de soja (sin azúcar)

GARBANZOS CON PISTO:

  • 1/2 cebolla mediana
  • 1 pimiento rojo mediano
  • 1 pimiento verde mediano
  • 3 tomates pelados
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de azúcar
  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 1/4 de cucharadita de tomillo
  • Una pizca de ajo en polvo
  • Una pizca de sal

Preparación

Crema de puerros:
Lava los puerros y pícalos en trozos medianos. Pica también la cebolla.
Calienta el aceite en una cacerola u olla a fuego medio y pon la cebolla y el puerro. Tápalo y póchalo 3-4 minutos.

Pela el calabacín y córtalo en trozos medianos. Añádelo y mézclalo bien.
Agrega 3 tazas de agua y la sal, ponlo a fuego fuerte y cuando empiece a hervir bájalo a fuego lento. Deja que se cueza todo junto 15 minutos.

Retira la cacerola del fuego, añade la bebida de soja y bátelo todo junto 2-3 minutos, hasta que quede una crema suave y homogénea. Pruébalo y rectifica de sal si fuese necesario.

Garbanzos con pisto:
Lava las verduras y córtalas en trocitos medianos.
Calienta el aceite en una sartén mediana-grande a fuego medio-bajo, pon las verduras (excepto el tomate), azúcar y sal y tápalo.
Deja que se sofría todo junto 20 minutos, removiendo ocasionalmente.
Añade los tomates y rómpelos con la cuchara. Deja que se sofrían con el resto de ingredientes 15 minutos más, tapado, removiendo de vez en cuando.

En una sartén aparte calienta 1 cucharadita de aceite y saltea los garbanzos, bien escurridos, con el tomillo, ajo y una pizca de sal, a fuego medio, hasta que empiecen a dorarse.
Añade los garbanzos al pisto, mézclalo bien y sírvelo.