Comer sano: una cuestión de corazón

La alimentación vegana es saludable además de compasiva con los animales.

Tener las verduras y las proteínas vegetales como la base de las comidas, así como introducir más platos veganos en tu alimentación, no solo es más compasivo con los animales sino beneficioso para tu salud.

Las enfermedades cardiovasculares son la causa más frecuente de muerte en el mundo. En España el 30% de las muertes se atribuyen a enfermedades cardiovasculares.

Una alimentación basada en verduras y proteínas vegetales puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades coronarias hasta en un 32%. En general, la carne y los productos lácteos son ricos en colesterol y grasa saturada, una de las mayores posibles causas de oclusión arterial.

En contraste, los alimentos vegetales son bajos en grasa saturada y no contienen colesterol. Además, los componentes nutricionales que reducen el colesterol, tales como la fibra soluble, las grasas no saturadas y los fitoquímicos, se hallan casi exclusivamente en los alimentos vegetales.

«La alimentación más ética resulta ser además la más sostenible ecológicamente y, por si fuera poco, además es la más saludable».
Dr. Michael Greger

Dr. Wareham, cirujano del corazón: 100 años de edad, vegano durante 50 años y en plena forma

El Dr. Wareham sigue una alimentación vegana desde hace 50 años. El médico hace referencia a un estudio de la Clínica Cleveland, en Ohio, que demuestra que una dieta baja en grasas y basada en vegetales puede detener la enfermedad coronaria:

«Siempre y cuando tu nivel de colesterol sea inferior a 150, la posibilidad de sufrir un ataque cardiaco es muy baja. Tengo un nivel de colesterol de 117; ni siquiera me haría un examen si tuviera dolor en el pecho. Un tercio de la población de EE.UU. va a morir a causa de las enfermedades coronarias; se puede prevenir y merece la pena hacerlo».

Adiós a la obesidad

En 2015, el 16% de la población adulta en España era obesa. El sobrepeso favorece, entre otros factores, el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, la presión arterial alta y diabetes tipo 2.

En comparación con la población en su conjunto, las personas que se alimentan de forma vegetariana o vegana tienen por lo general menor peso y por lo tanto menos riesgos asociados al sobrepeso.

Ligero y fácil, todos los días

Desde que introduje más verduras y alternativas a la carne en mi alimentación me siento mucho más en forma y más saludable. Los pequeños dolores y molestias desaparecieron, he perdido unos cuantos kilos, mi piel es más tersa, mis uñas son más fuertes y mi digestión ha mejorado. Por otra parte, ya no tengo un bajón después de comer. En resumen, me siento mucho más ligera y ágil ahora. Nunca me he arrepentido ni un solo día de esta decisión. Si me preguntas si quiero seguir alimentándome de forma vegetariana te diré que para siempre.
Anja, 32 años

¿Cómo evitar
la diabetes?

En España, los resultados del estudio llamado «di@bet.es», alertan que un 13,8% de la población (más de 5,3 millones de personas) padecen diabetes tipo 2.

¿Qué se puede hacer para evitar la diabetes? Basar nuestra alimentación en verduras y proteínas vegetales. Las personas que son vegetarianas y veganas tienen hasta un 62% menos de probabilidad de desarrollar diabetes, en comparación con las no-vegetarianas.

Prevención natural del cáncer

El desarrollo del cáncer está influenciado por la edad, los factores ambientales, el comportamiento individual y la predisposición genética. Un tercio de todos los casos de enfermedad se relaciona con la mala nutrición. En España se produjeron 102.762 muertes por cáncer en 2014. España es el tercer país de la Unión Europea con mayor porcentaje de muertes por cáncer entre la población menor de 65 años.

Las personas que comen principalmente alimentos de origen vegetal tienen un riesgo mucho menor de padecer o morir de cáncer. La razón para esto es que comen muchas más frutas y verduras. Por otra parte, su peso corporal suele ser inferior y no consumen alimentos cárnicos procesados, lo cual puede contribuir a la prevención del cáncer.

Alcanzar nuevos rendimientos máximos

«Hacerme vegano me dio una ventaja decisiva para mis desafíos atléticos: por lo general, me siento mucho más en forma. Y después de entrenar ya apenas sufro dolores musculares, lo cual reduce el tiempo de recuperación de manera significativa, por lo que en seguida puedo seguir entrenando. Fue la decisión más importante para mi éxito deportivo».
Ben Urbanke, ciclista extremo y el autor de «Be Faster. Go Vegan»
(Sé más rápido. Hazte vegano).

Lo que el cambio de alimentación ha significado para mí

Desde que tengo memoria, he tenido una deficiencia de hierro. Mis médicos siempre me decían que comiese más carne y pescado. Sin embargo, desde que empecé a alimentarme de forma vegana, hace un año y medio, mis niveles de hierro son normales. La amigdalitis, que me perseguía de forma crónica antes del cambio de alimentación, ha desaparecido también. Aunque decidí alimentarme de forma vegana por razones éticas, mi salud ha mejorado gracias al cambio. Nunca volveré a una alimentación con carne y productos lácteos.
Katharina, 24 años

Desde que cambié de una alimentación con lácteos y huevos a una vegana en 2012, me siento mucho más ligera. Estoy más en forma y me resulta más fácil ponerme en marcha por la mañana. ¡Ojalá hubiera tomado la decisión antes!
Sandra, 31 años

La información nutricional de este apartado ha sido revisada por Dietistas vegetarianos.